Sua versão do navegador está desatualizado. Recomendamos que você atualize seu navegador para uma versão mais recente.

:: Declaração da Antiga Associação

 

DECLARACIÓN DE EDUCADORES DE PROFESIONALES DE LA INFORMACIÓN


En Heredia, Costa Rica, y con el auspicio de la Universidad Nacional, se celebró el Congreso Iberoamericano y del Caribe de Facultades y Escuelas de Bibliotecología y Ciencias de la Información del 16 al 20 de junio de 2003 “Metáforas de la Sociedad de la Información en el contexto Latinoamericano y del Caribe”, y la sexta Asamblea Ordinaria de los Educadores e Investigadores de Bibliotecología, Archivología, Ciencias de la Información y Documentación de Iberoamérica y el Caribe (EDIBCIC).

 

:: Objetivo

Realizar un congreso para propiciar el encuentro y el debate abierto entre representantes académicos, investigadores y profesionales del área de la Bibliotecología y la Ciencia de la Información,  a fin de realizar una declaración política y un plan de acción sobre la formación del profesional de la información, atendiendo a las premisas de los acuerdos y principios de los foros y conferencias preparatorias regionales de América Latina y del Caribe, con vistas a la cumbre mundial sobre la sociedad de la información, y reflexionar sobre las metáforas de la sociedad de la información en el contexto Latinoamericano y del Caribe.

En el congreso participaron 113 representantes de 14 países: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Perú y Suecia.

Se realizó un foro abierto en plenaria con la presentación de conferencias magistrales, paneles, mesas redondas y talleres, que permitieron ofrecer una visión regional de los temas reflejados en el programa. Participaron prestigiosos profesionales de la información y figuras publicas destacadas como el Dr. Rodrigo Carazo Odio, expresidente de la República de Costa Rica. El evento contó también con la presencia del representante de la UNESCO, Ing. Isidro Fernández-Aballí, Consejero de la Oficina Regional de Comunicación e Información para América Latina y el Caribe.

Los temas tratados se relacionaron con:
1. Cooperación, igualdad y democracia a través de los consorcios informacionales
2. Organización de la Información en el contexto internacional
3. Biblioteca infantil como puente de ingreso en la era digital
4. La individualidad en la globalización
5. Marco académico de posicionamiento mundial

Cumpliendo el acuerdo de la reunión de EDIBCIC en La Habana, en diciembre de 2002, se presentan a continuación los principios y acciones que deberán tenerse en cuenta para la formación del Profesional de la Información en la nueva Era del Conocimiento.

 

:: Principios


1. MARCO ACADÉMICO DEL PROFESIONAL DE LA INFORMACIÓN
El cambio de la sociedad posindustrial  a la Sociedad de la Información supone convertir el conocimiento en un valor económico y social. Así las profesiones que se ocupan del tratamiento integral de la información – bibliotecólogos, documentalistas, archiveros, gestores de la información –, adquieren un papel de gran importancia en el desarrollo de las políticas públicas de I + D, en los aspectos que atañen a las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) y a la industria de los contenidos.

2. FORMACIÓN PARA EL CAMBIO
Las instituciones educativas tienen que desarrollar competencias y habilidades técnicas, tecnológicas, científicas, de comunicación y expresión, gerenciales, sociales y políticas en los profesionales de la información,  para transformar  su modo de actuación como agentes de cambio en la sociedad de la información.

3. POLÍTICAS PÚBLICAS
Los países desarrollados o en vías de desarrollo deben jerarquizar la participación de los profesionales de la información en  el establecimiento de políticas públicas de desarrollo sostenible en el campo del conocimiento. En este ámbito, la profesión adquiere un valor protagónico en lo que se refiere a organización, acceso, uso, gestión y conservación de la información, en lo educativo y en la investigación.

4. MULTICULTURALIDAD
En el aspecto social, las diferentes unidades de información desempeñan un papel esencial para alcanzar un desarrollo integral de servicios a las diferentes comunidades. Por tanto, la Sociedad de la Información implica el uso de la información para todas las acciones de la vida, sin exclusión por motivos de raza, religión, lengua, género, discapacidad, ideología,  ni condición económica.

5. CIRCULACIÓN DE LA INFORMACIÓN  Y PATRIMONIO CULTURAL
Los países desarrollados deben contribuir a la creación de la infraestructura necesaria para que la información circule libremente de manera que cada país pueda enfrentar la globalización y desarrollar y difundir su patrimonio cultural. En este punto los profesionales de la información son los encargados de que los contenidos sean transferidos entre las diferentes regiones del mundo de forma democrática, para permitir la libre utilización del conocimiento patrimonial de la humanidad.

6. EDUCACIÓN DE USUARIOS
En la Era de la Información las tecnologías aplicadas al tratamiento y difusión de la información son elementos esenciales para garantizar que se cumpla el principio universal de información para todos. Los profesionales de la información tienen la responsabilidad de desarrollar acciones para la capacitación de los usuarios en el acceso a la información y el conocimiento, así como promover el desarrollo de habilidades para analizar, interpretar, evaluar y utilizar la información en este universo tecnológico.

7. COOPERACIÓN INTERNACIONAL
En el ámbito de la Sociedad de la Información se debe desarrollar la cooperación internacional para garantizar la presencia de los recursos de información de producción local y mundial disponibles para la formación, el desarrollo y la actualización permanente de los profesionales de la información. Asimismo, la optimización de los servicios que demandan las organizaciones, los diferentes grupos sociales y las personas.

 

:: Acciones

1. Centrar las estrategias de actualización y educación continua en el tratamiento y acceso a la información para desarrollar en los usuarios las competencias y habilidades que les permitan acceder libremente a la información y al conocimiento, en correspondencia con sus necesidades generales y específicas de información.

2. Producir  transformaciones en el modo de actuación de los profesionales de la información, para  que, además de ser “guardianes del conocimiento”, desarrollen habilidades y competencias vinculadas a las TIC como expresión de la actividad gerencial de la información, de las tecnologías y del desarrollo científico local, nacional y mundial.

3. Desarrollar alianzas entre los productores de las TIC, los creadores de la información y los responsables del desarrollo del sector de los contenidos. Los profesionales de la información deberán participar en equipos multidisciplinares  encargados del desarrollo de software y aplicaciones tecnológicas en el  tratamiento y recuperación de la información, como nexo entre  estas tecnologías y los usuarios.

4. Potenciar el papel del profesional de la información como suministrador y gestor de información con alto valor añadido,  para la toma de decisiones de  los actores en los diferentes ámbitos del saber, de las organizaciones, grupos sociales, comunidades e individuos, debido a la abundancia de información que caracteriza al mundo actual.

5. Salvaguardar los derechos de propiedad intelectual de todas aquellas personas y entidades que participen en la creación y elaboración del conocimiento, y mantener los principios éticos en el acceso, tratamiento y difusión de la información.

6. Posicionar al profesional de la información en el centro de las actividades críticas de la Sociedad de la Información, del desarrollo de las tecnologías, sus aplicaciones al sector de los contenidos, al desarrollo de la industria de la información, con nuevas formas de ver,  pensar, trabajar y de colaborar para garantizar que la información constituya un bien de todos.

Heredia (Costa Rica), 20 de Junio de 2003.